Miles de migrantes amenazan con ingresar a Europa

migrantes africanos

Viena. Más de 20 mil migrantes armados con cuchillos provenientes de los países de Medio Oriente y África del Norte amenazan con entrar próximamente a territorio de la Unión Europea (UE) a través de la frontera entre Bosnia y Croacia, informó el diario Kronen Zeitung, que citó al Ministerio del Interior de Austria.

Aunque en la frontera de ambos países fueron desplegadas unidades especiales, la situación se dificultó porque casi todos los inmigrantes que quieren entrar a Europa portan armas blancas, detalló el diario austriaco.

Ya no hay familias, casi no hay mujeres, al menos 95 por ciento de estos migrantes son hombres jóvenes, casi todos armados con cuchillos. Un policía de la frontera ya ha sido apuñalado, reportó el diario, que precisó que entre los migrantes no hay sirios y que la mayoría proceden de Pakistán, Irán, Argelia y Marruecos.

En el cruce que separa Croacia de Bosnia y Herzegovina, en la ciudad de Velika-Kladusa, a 224 kilómetros de Austria, se concentran al menos 20 mil migrantes que estarán esperando su oportunidad de lanzarse rumbo a Europa Central, lo cual es inminente, informó el Kronen, que dijo que esta concentración masiva de inmigrantes provocó preocupaciones sobre de la seguridad de las fronteras de Austria.

Los funcionarios austriacos lamentaron que los croatas traten de enfrentar esta situación con sus propios recursos, sin ayuda de la UE. Los croatas realmente están tratando de manejar esto solos. También han posicionado fuerzas especiales en este cruce, pero hay acontecimientos que son inquietantes, dijeron los agentes ministeriales, que denunciaron queEuropa no quiere imponer ninguna ayuda a los croatas.

El Ministerio del Interior señaló la urgencia de evitar el avance de los migrantes hacia otros países europeos y una de las posibles soluciones viables podría ser el despliegue de las fuerzas de la Guardia Europea de Fronteras y Costas, que tendrá lugar en noviembre de este año precisamente en esa zona.

En julio, el gobierno austriaco, formado por democristianos y ultraderechistas, anunció que protegería sus fronteras y advirtió sobre un efecto dominó si Alemania limitaba la entrada de inmigrantes. El Ejecutivo austriaco hizo de la lucha contra la inmigración una de sus prioridades nacionales y también de la presidencia semestral de la UE, que encabeza desde ese mes.

Información La Jornada.

Shortlink: