Montan en el Cenart obra donde el espectador elige el desenlace

Daniela Luque y Sol Sánchez, actrices de la compañía Principio Investigadores Escénicos, participan en el montaje de Raíz 2.0, que explora de manera múltiple la migración y la evolución humana, temas ineludibles.

Daniela Luque y Sol Sánchez, actrices de la compañía Principio Investigadores Escénicos, participan en el montaje de Raíz 2.0, que explora de manera múltiple la migración y la evolución humana, temas ineludibles.

El dramaturgo y director de escena Diego Álvarez Robledo (Ciudad de México, 1986), autor de Raíz 2.0, creó una obra ágil, dinámica y atractiva en la cual aborda la evolución humana a partir del uso de una aplicación que permite al espectador elegir el final en cada función.

El montaje, cuya temporadacomenzó el jueves pasado y concluirá el 24 de febrero en el Foro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart), ‘‘trata de los caminos de la humanidad, de las historias que representan los actores”, explica Álvarez Robledo en entrevista con La Jornada.

Aclara que la aplicación ayuda al espectador a seleccionar el desenlace para que la trama contenga ‘‘muchas exploraciones sobre el tema de la evolución de la humanidad”.

Seis escenas, 12 finales y 35 posibilidades

Basada en la estructura narrativa de los libros de la colección Elige tu propia aventura, Raíz 2.0, montada por la Compañía Principio Investigadores Escénicos, tiene seis escenas, 12 finales y 35 posibilidades. En 2017, cuando se estrenó esa obra, contaba sólo con dos finales.

‘‘La primera escena del montaje ocurre en África, hace 80 mil años, y vemos a una mujer en un punto medio entre una tribu y un grupo primitivo de seres humanos que no utilizan palabras y viven una sequía. Ella, para sobrevivir, tuvo que emigrar.

‘‘A partir de esa situación el público elige adónde quiere que migre y se va dividiendo en grandes grupos que te llevarán por el mundo a través del tiempo. Todos los finales terminan en México, en el presente. Todos llegaron por distintas rutas porque creemos que no hay una sola persona en este país y en este contexto que no sea descendiente de migrantes.”

El montaje comienza con la historia de Eva Mitocondrial, nuestro ancestro más remoto que busca evitar la extinción de la especie humana debido a una sequía, así que decide migrar. El desarrollo y el desenlace dependen de las decisiones que tomen los espectadores mediante una aplicación en su teléfono celular.

Historias propias más allá del lenguaje

Álvarez Robledo considera que abordar la migración y la evolución humana en estos momentos es ineludible. ‘‘El tema de la migración es terrible en muchos países, en nuestra propia frontera con Estados Unidos, pero también en el Mediterráneo, en los Balcanes. Es absurdo que las personas sigan asesinando por la migración. Si esta situación queda clara en los finales de la obra estaremos cumpliendo”.

El autor y director comparte que el título Raíz está vinculado con la migración y la relación del ser humano con su naturaleza.

‘‘Toda elección tiene una consecuencia y esa es una de las cosas más bonitas de Raíz; cada paso que das a un lugar estás modificando el resto de tu vida. Muchas veces son decisiones impulsadas por una fuerza que te mueve.”

Desde que surgió, el grupo de actores de Principio Investigadores Escénicos explora las nuevas formas de interacción con el público. ‘‘La compañía se ha centrado no sólo en el lenguaje, sino en las historias propias, algo así como encontrar el alma de las cosas en el escenario”, explica Diego Álvarez Robledo.

Raíz 2.0, que se realiza con el estímulo físcal del artículo 190 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (Efiartes), se presenta jueves y viernes a las 20 horas, sábados, a las 16 horas y 19 horas y domingos a las 16 y 18 horas en el Foro de las Artes del Cenart (Río Churubusco 79, esquina calzada de Tlalpan, colonia Country Club, estación General Anaya del Metro).

Información La Jornada.

Shortlink: