Musulmanas, gays e indígenas marcan la diferencia en elecciones intermedias

nativas

Deb Haaland, de Nuevo México, y Sharice Davids, de Kansas, son las primeras indígenas en ganar un lugar en la Cámara de Representantes.

Nueva York. Las elecciones intermedias realizadas el martes marcaron una amplia gama de resultados sin precedente, desde el índice de participación hasta quien ganó. Aquí algunos de los más notables.

Totales hasta ahora:

Cámara de Representantes, en juego las 435 curules: 222 demócratas por 196 republicanos (se requieren 218 o más para tener el control) con unas cuantas disputas aún por resolverse.

Senado, en juego 35 de los 100: 51 republicanos por 46 demócratas, con un par de disputas por resolverse, pero ya se determinó que los republicanos tendrán la mayoría.

Gubernaturas, de las 36 en juego: los demócratas conquistaron siete estados en los que antes gobernaban los republicanos y por ahora tienen 23 contra 26 de sus adversarios. La derrota del gobernador Scott Walker, destacado por su feroz ataque contra los sindicatos de trabajadores del sector público, fue uno de los más dramáticos triunfos para los demócratas.

Entre las contiendas más importantes aún están en disputa:

Georgia para gobernador, donde hay menos de .5 por ciento de diferencia, lo que posiblemente detonará un recuento. En Florida aún no se define un escaño para senador, también se acerca la posibilidad de un recuento.

Tasa de participación: según cálculos preliminares, esta elección estableció un récord de participación en una elección intermedia, con un cálculo inicial de 114 millones de votos (20 millones más que hace cuatro años) o 49 por ciento del electorado.

Más mujeres que nunca fueron electas para la Cámara baja, la cual ahora tendrá más de 100 representantes comparado con el total anterior de 84, gracias, en parte, a la ola de activismo detonada por la elección de Donald Trump entre mujeres, alimentada por el movimiento contra el abuso del poder conocido como #MeToo, así como resultado de las sorprendentes huelgas de maestras en varios estados, entre otros factores.

Varias entidades eligieron a las primeras mujeres como legisladoras federales o gobernadoras. En los votos, según cálculos de encuestas a boca de urna, las mujeres votaron por un margen de casi 20 puntos más por demócratas que por republicanos.

Por primera vez dos mujeres indígenas, Sharice Davids, de Kansas, y Deb Haaland, de Nuevo México, fueron electas a la Cámara baja. Rashida Tlaib, hija de inmigrantes palestinos y la refugiada somalí Ilhan Omar serán las primeras musulmanas en ocupar una curul de representante.

El voto joven: aunque aún no hay cifras detalladas, según encuestas de salida de CNN, entre los votantes de 18 a 29 años, los candidatos demócratas gozaron de una ventaja de 35 puntos sobre los republicanos.

Homosexuales: nunca en la historia tantas lesbianas y gays han ganado puestos electorales a nivel federal, estatal y local como en esta elección (153 y contando), entre ellos Jared Polis, quien será el primer gobernador abiertamente gay en el país al ganar en Colorado.

En Florida se aprobó una iniciativa estatal que restaura los derechos al voto a 1.4 millones de personas condenadas por delitos, casi todas pertenecientes a minorías, en lo que es la expansión más grande de derechos electorales desde mediados de los años 60.

Antimigrantes: varios políticos antimigrantes fueron derrotados, incluido el candidato a gobernador y famoso nativista Kris Kobach, en Kansas, quien usó la caravana para promover su campaña; en Virginia tres representantes republicanos antimigrantes fueron derrotados, junto con otros 29 candidatos al Congreso o a gubernaturas, según conteo de America’s Voice.

Acusados: dos representantes republicanos, Duncan Hunter y Chris Collins, quienes enfrentan cargos federales por corrupción y fraude ganaron su relección. ¿Cuántos más habrá en el futuro?

Información La Jornada.

Shortlink: