No subestimar fuerza del pueblo, exige Cataluña a Rajoy

  • Ratifican 714 alcaldes apoyo al referendo
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se reunió con los 714 alcaldes, representantes públicos y parlamentarios amenazados por la justicia española debido a su respaldo al referendo de independencia del próximo primero de octubre, y envió un mensaje inequívoco a Madrid: No subestime la fuerza del pueblo de Cataluña, que ha decidido decidir. En el acto se denunció la política de represión del gobierno derechista de Mariano Rajoy, que ha abierto procesos penales contra cientos de personas, quienes corren el riesgo de ser condenadas a un máximo de ocho años de cárcel y 20 de inhabilitación para ocupar cargos públicos. La imagen, en Bilbao, en el País Vasco, donde miles se manifestaron en apoyo a la consulta  Foto: Ap.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se reunió con los 714 alcaldes, representantes públicos y parlamentarios amenazados por la justicia española debido a su respaldo al referendo de independencia del próximo primero de octubre, y envió un mensaje inequívoco a Madrid: No subestime la fuerza del pueblo de Cataluña, que ha decidido decidir. En el acto se denunció la política de represión del gobierno derechista de Mariano Rajoy, que ha abierto procesos penales contra cientos de personas, quienes corren el riesgo de ser condenadas a un máximo de ocho años de cárcel y 20 de inhabilitación para ocupar cargos públicos. La imagen, en Bilbao, en el País Vasco, donde miles se manifestaron en apoyo a la consulta Foto: Ap.

Madrid. El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, se reunió con los 714 alcaldes así como con los representantes públicos y parlamentarios amenazados por la justicia española por respaldar el referendo de independencia del próximo primero de octubre y ahí lanzo un mensaje inequívoco a Madrid: No subestime la fuerza del pueblo de Cataluña, que ha decidido decidir. En el acto se denunció la política de represión que impulsa el gobierno español, del derechista Mariano Rajoy, con amenazas, requisando urnas, registrando medios de comunicación e iniciando procesos penales a varios cientos de personas que podrían ser condenadas a un máximo de ocho años de cárcel y 20 años de inhabilitación para un cargo público.

Desde que los partidos independentistas catalanes –Junts pel Sí y Candidatura de Unidad Popular (CUP)–, junto con la presidencia de la Generalitat y el Parlamento regional decidieron iniciar el proceso de independencia unilateral del Estado español, las autoridades españolas intensificaron las medidas judiciales y policiales. Con el diálogo roto entre Barcelona y Madrid, el gobierno español ha respondido con querellas judiciales, tanto en el Tribunal Constitucional (TC) para suspender las tres leyes que darán cobertura jurídica al proceso, como en los tribunales ordinarios, donde pretenden juzgar a cientos de personas por su colaboración en el proceso, incluidas las más altas autoridades del gobierno y miembros de la Mesa del Parlament; es decir, de las dos máximas instituciones públicas de Cataluña.

En esta estrategia judicial la Fiscalía General del Estado llamó a declarar a 714 alcaldes que confirmaron su apoyo al proceso, que además serán juzgados por los delitos de prevaricación, desobediencia y malversación de fondos públicos. Para contestar a estas amenazas, Puigdemont se reunió con todos ellos, de distintas formaciones políticas, para advertir de nuevo al presidente español Mariano Rajoy que el proceso es irreversible y que no debería subestimar la fuerza del pueblo. Añadió: queremos un país de hombres y mujeres libres, donde la gente se pueda expresar con toda libertad y no se cierren webs porque hay artículos que no gustan a la autoridad.

En Bilbao, miles de personas se manifestaron en apoyo al referendo catalán y en repulsa a la política represiva desarrollada en semanas recientes por el Estado español. El mensaje principal de la protesta fue en favor del derecho a decidir del pueblo catalán y al que acudieron dirigentes políticos de EH-Bildu y el Partido Nacionalista Vasco (PNV), los dos partidos de referencia en la región , entre ellos Itxaso Atutxa, Joseba Egibar y Arnaldo Otegi.

Fuente: La Jornada.

Shortlink: