Peña: el Ejército seguirá en las calles el tiempo que se requiera

epn militares

México. Quienes afirman que la violencia no se combate con violencia, es claro que confunden aquélla con el uso legítimo de la fuerza para defender a una población inerme ante un agresor que no entiende razones y menos de leyes, afirmó el presidente Enrique Peña Nieto. Y agregó: sería ingenuo y negligente creer que con buenos deseos se puede detener a los criminales.

El Presidente comprometió la permanencia de las fuerzas armadas en esas tareas donde se requiera y por el tiempo que sea necesario, porque contribuyen a recuperar las condiciones de paz y seguridad.

En un nuevo episodio de respuestas a planteamientos formulados por el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, puntero en las encuestas sobre la intención del voto, el mandatario defendió la decisión de destinar a las fuerzas armadas a tareas de seguridad pública.

Peña Nieto estuvo ayer en la Secretaría de Marina para entregar 60 menciones honoríficas a unidades del Ejército y de la Marina destacadas en acciones contra la delincuencia organizada.

Ahí indicó: la compleja situación de inseguridad en diversas zonas del país ha puesto en evidencia la debilidad institucional de las policías locales, y en esas localidades la única opción que tiene el Estado para enfrentar con éxito a las organizaciones criminales es la que ofrecen nuestras fuerzas armadas y la Policía Federal.

A petición de la gente afectada

El Ejército y la Marina no pidieron salir a las calles a combatir al crimen organizado, dijo el jefe del Ejecutivo, citando a los comandantes de ambos cuerpos militares. Su presencia fue a solicitud de los gobiernos locales y de la población afectada, y han logrado, en coordinación con otras fuerzas del orden, capturar o abatir a 109 de los 122 líderes del crimen organizado más poderosos y peligrosos del país, y desde hace una década los principales responsables de la violencia en muchas zonas.

Que quede claro: las organizaciones criminales que más daño le han causado a la nación están siendo desarticuladas y sus integrantes llevados ante la justicia. Los golpes que hemos asestado a esos grupos han diezmado su presencia territorial, su capacidad financiera y la fuerza de sus liderazgos, enfatizó enseguida.

Hizo también un recuento material: en estos cinco años se han erradicado 210 mil plantíos de mariguana y 825 mil de amapola, y se aseguraron 4.5 millones de kilos de mariguana y 48 mil de cocaína.

Además, en las tareas de seguridad pública han muerto 169 elementos de las fuerzas armadas. De hecho, ayer se reunió con algunas familias de los caídos en el cumplimiento de su deber.

Aunque aún hay mucho por hacer para recuperar la seguridad en el país, reconoció, los militares han sido determinantes para debilitar las estructuras del crimen organizado.

La totalidad de los elementos castrenses –más de 280 mil– han sido capacitados en materia de derechos humanos, y el gobierno ha destinado casi 33 mil millones de pesos en infraestructura y casi 76 mil millones en equipamiento para los órganos militares, más del doble de lo erogado durante la administración de Felipe Calderón.

En esta ocasión, el presidente Peña Nieto puso en operación también el Centro de Mando del Estado Mayor General de la Armada, el cual coordinará en tiempo real las operaciones del personal desplegado, contribuirá a la seguridad de los puertos y zonas marinas y apoyará las funciones de la guardia costera.

Concluyó: hasta el último día de esta administración, seguiremos actuando con firmeza en la defensa de los mexicanos. No cederemos ante la amenaza de quienes lastiman a la sociedad. No bajaremos la guardia frente a quienes atentan contra la seguridad de las familias.

Información La Jornada.

Shortlink: