Pide Academia de Ciencias elevar el monto que recibirá el siguiente año

mujeres ciencia

México. La Academia Mexicana de Ciencias (AMC) exhortó a la Cámara de Diputados revisar a fondo el presupuesto planteado por el Ejecutivo al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para 2018, y aprobar al menos la cantidad de recursos económicos que se tuvo en los primeros años de la administración.

Y es que el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018 presentado por el presidente Enrique Peña Nieto propone destinar 26 mil 925 millones de pesos al Conacyt, es decir, 36.7 millones de pesos menos respecto de lo aprobado por el Congreso para este 2017.

Esta disminución se suma al decremento que sufrió el año pasado el Conacyt, de poco más de 23 por ciento –7 mil millones de pesos– con respecto a 2016, lo que refleja la caída de los recursos destinados al consejo, y que lo coloca apenas por arriba de lo que recibió en el último año del gobierno del presidente Felipe Calderón, cuando obtuvo 25 mil millones de pesos.

De no tener modificaciones, la propuesta federal que está en manos de los legisladores impactará de manera importante en los programas del Conacyt, destacó el presidente de la AMC, José Luis Morán, uno de los principales promotores de la ciencia e impulsor de diversas sociedades científicas y centros de investigación.

Este fuerte retroceso podría afectar al sector, sobre todo por el estancamiento en el número de científicos de nuevo ingreso al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), o en la incapacidad de mejorar a los ya inscritos. En igual circunstancia estarían los becarios de posgrado y el monto de los apoyos, además de que no se ejecutarían los proyectos de infraestructura ya planeados.

Recordó la promesa del presidente Enrique Peña de incrementar paulatinamente los recursos de este sector hasta llegar a uno por ciento del PIB en 2018, y que, en las actuales circunstancias, no podrá cumplir. En 2016, el nivel más alto de inversión, con 34 mil 10 millones de pesos, el porcentaje apenas representó 0.57 por ciento del Producto Interno Bruto.

José Luis Morán destacó la importancia de mantener un ritmo de crecimiento en el gasto público en ciencia y tecnología, y que éste no se detenga, como un factor esencial para no perder los avances que se han logrado en los recientes años y llevar al país a una sociedad y economía del conocimiento, en donde las soluciones a los problemas se den desde la ciencia.

La AMC señaló que el SNI –que reconoce la calidad de la investigación– lo integran 27 mil 186 investigadores; las becas para jóvenes que estudian el posgrado se tiene planeado que al final de este año lleguen a 63 mil 696, y las cátedras Conacyt, que son plazas de trabajo para jóvenes investigadores en instituciones de educación superior y centros de investigación, suman mil 326, y el objetivo es que lleguen a 2 mil al concluir la actual administración.

Estos rubros cubren parte de los recursos humanos con los que cuenta el país para la generación de conocimiento y se requiere de apoyos superiores, de otra manera no podremos llegar como país a los niveles de las naciones que generan riqueza y bienestar para sus sociedades a través de su ciencia, ni mucho menos al uno por ciento del PIB en inversión en ciencia, tecnología e innovación, dijo el doctor Morán.

El Conacyt ha recibido los siguientes presupuestos: en 2012, 25 mil 61 millones de pesos; en 2013, 28 mil 312; en 2014 le fueron aprobados 31 mil millones; en 2015, 33 mil 706 millones de pesos; en 2016 se le otorgaron 34 mil 10 millones de pesos, y en 2017, 26 mil 963 millones de pesos. Ahora, para 2018 el Ejecutivo propone destinarle 26 mil 925 millones de pesos.

Información La Jornada.

Shortlink: