Pide la OEA adelantar elecciones en Nicaragua

5-Nicaragua

Washington. La Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó este miércoles una resolución que condena la represión policiaca y paramilitar contra las protestas antigubernamentales en Nicaragua que han dejado más de 350 muertos desde el 17 de abril, y exhorta al gobierno del presidente Daniel Ortega a acordar con la oposición un calendario electoral en las mesas de diálogo nacional.

La moción fue adoptada con 21 votos a favor y tres en contra –que incluyen a Nicaragua y Venezuela–, de los 34 miembros activos de la OEA. Siete naciones se abstuvieron y tres estuvieron ausentes, como fue el caso de Bolivia, durante esta sesión extraordinaria del Consejo Permanente.

La iniciativa fue auspiciada por las representaciones de México, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Costa Rica.

El texto reitera su enérgica condena y su grave preocupación por todos los actos de violencia, represión, violaciones de derechos humanos y abusos, que incluyen a aquellos cometidos por la policía, grupos parapoliciales y otros actores contra el pueblo de Nicaragua.

Estos hechos fueron confirmados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un ente autónomo del organismo regional, en el informe final sobre su visita a Nicaragua, que realizó del 17 al 21 de mayo.

La CIDH llama a todas las partes a reanudar las conversaciones para “generar soluciones pacíficas y exhorta al gobierno de Ortega a que apoye un calendario electoral acordado conjuntamente en el contexto del proceso de diálogo nacional.

Como salida a la crisis, la Iglesia católica, mediadora en el diálogo, propuso adelantar los comicios de 2021 a 2019, pero Ortega descartó esta opción, lo que estancó las negociaciones. La OEA había condenado en su asamblea general de junio la violencia desatada en Nicaragua, pero responsabilizó al gobierno de Ortega por la represión.

Durante la sesión, el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, acusó a Estados Unidos de pretender una injerencia en el país centroamericano y fustigó a la OEA por adoptar el documento, al que calificó de ilegal e injusto.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, celebró la aprobación de la resolución y exhortó al gobierno de Ortega a apoyar un calendario electoral. Nuestro hemisferio está mirando y levantando su voz en apoyo al pueblo de Nicaragua. La violencia debe acabar ahora, tuiteó Pence.

Mientras la OEA llevaba a cabo su sesión, un grupo bipartita de 10 senadores estadunidenses presentaron un proyecto de ley cuyo objetivo es imponer sanciones a los funcionarios nicaragüenses responsables por la muerte de manifestantes, violaciones a derechos humanos y actos de corrupción. También hicieron un llamado para una solución política negociada.

En Berlín, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, y su par de Chile, Roberto Ampuero, condenaron la situación que se vive en Venezuela y Nicaragua, y exhortaron a los gobiernos de ambos países a poner fin a las olas de violencia y a iniciar vías de diálogo que allanen el camino hacia la paz.

Érika Guevara, directora de Amnistía Internacional para las Américas, pidió a las autoridades nicaragüenses detener la estrategia letal de represión.

Información La Jornada.

Shortlink: