Problemas para Estados Unidos y su dólar

Antonio Gershenson

Estados Unidos y su dólar están en problemas. Se sienten muy fuertes en relación con México y con el resto de las naciones de América Latina, pero hemos hablado de problemas que tienen en otros lados, sobre todo en Asia, y en especial en China, así como en Rusia, que se ubica parte en Europa y parte en Asia. Éste ha dado una nueva forma a su moneda, renminbi o mejor conocido como yuan. Dada la importancia del petróleo y su movimiento internacional se generan los petroyuanes.

La primera sesión con esta peculiar moneda fue el pasado 26 de marzo. Su sede es la Bolsa Internacional de Energía de Shanghai, donde en el primer día fueron negociados 62 mil contratos con más de 62 millones de barriles de petróleo con un valor aproximado de 27 mil millones de yuanes, equivalentes a un monto de poco más de 4 mil 300 millones de dólares.

China se convirtió en 2017 en el primer consumidor de petróleo en el mundo, con más de 12 millones de barriles consumidos por día. Esta nación resultará beneficiada de los castigos a los principales productores de energéticos, incluyendo a Rusia, Irán y Venezuela.

China tiene almacenados dólares por un billón de esa moneda, y podría usarlos para afectar al gobierno de Donald Trump. Además, empresas estadunidenses tienen grandes inversiones en ese país, y son afectadas por las acciones de su gobierno.

Turquía también resulta afectada por Estados Unidos y le contesta. Se acerca al grupo de los 5 (Brasil, Rusia, India, China, y Sudáfrica), a quienes recién solicitó su ingreso. Los mismos cinco tomaron medidas contra el dólar.

El gas natural que Estados Unidos vendió a China alcanzó en marzo de este año 440 mil toneladas, pero en los siguientes meses ha caído drásticamente, pues el país asiático se ha abastecido de Rusia y otros productores, principalmente de oriente.

Venezuela deja de usar el dólar como referencia, crea como nueva moneda el petro, igual a 60 dólares hoy, y que se moverá conforme al precio del petróleo, su principal mercancía de exportación.

Además, China y Rusia han aumentado considerablemente sus reservas en oro. Rusia, sólo en el segundo semestre de este año, representó 38 por ciento del total mundial de los bancos centrales que lo concentran, mientras China dispone de 12 po ciento del oro o sea que entre ambos tienen la mitad del metal precioso reservado por las instituciones del mundo.

En Sudáfrica, los cinco miembros de Brics concluyen que la cuarta revolución industrial presenta para las naciones integrantes del grupo un campo de acción.

Además, China tiene 90 por ciento de las llamadas tierras raras en el mundo, con yacimientos qie sirven para numerosos productos tecnológicos.

Las empresas estadunidenses en China, que son muy importantes, también están sufriendo las consecuencias de las medidas de su gobierno, un ejemplo de ello es Ford.

En cuanto se generalice más el dejar de usar el dólar en el comercio internacional, sustituyéndolo por las monedas de los países interesados, se resolverán varios problemas de esa dependencia económica.

En 2017 el volumen del comercio exterior entre Rusia y China se situó en 84 mil millones de dólares y en 2018 podrán superar los 100 mil millones.

El ministro de Energía y Recursos Naturales turco, Fatih Donmez, declaró que Turquía planeó construir una tercera central nuclear en el noroeste del país y es muy probable que Rusia siga jugando un papel importante en la obra. Las empresas chinas participarán en el proyecto.

Un caso de no menos peso en Turquía es el Turk Stream; será un conducto para gas ruso vía el país otomano para naciones del sur y sureste de Europa.

Es importante considerar también a India. Su comercio con Rusia desde hace tiempo que se hace con las monedas de las dos naciones.

Asimismo, hay que considerar con más detalle a India, segundo país más poblado, con unos 2 mil 500 millones de habitantes.

India ya tuvo convenios con otras naciones, incluyendo Rusia, para que las exportaciones e importaciones sean pagadas con dinero local de cada país. También están en organizaciones de las que hemos hablado.

En octubre del año pasado Turquía e Irán acordaron realizar su comercio con sus respectivas monedas.

Las relaciones entre China y Rusia no se limitan al trato comercial. Sus acuerdos incluyen el aspecto militar: del 11 al 15 de septiembre, sin ir más lejos, tendrán un entrenamiento conjunto en el oeste de Siberia y esta vez habrá más soldados, tanques y aviones que en entrenamientos anteriores. Además de tropas rusas y chinas y de Mongolia.

Estas experiencias pueden ser útiles para México.

antonio.gershenson@gmail.com

Fuente: La Jornada.

Shortlink: