Protesta contra Ortega llena calles de Managua

Nicaragüenses que viven en Costa Rica se solidarizan con los estudiantes arrestados y asesinados en las recientes protestas contra el presidente Daniel Ortega en su país. Foto: Afp.

Nicaragüenses que viven en Costa Rica se solidarizan con los estudiantes arrestados y asesinados en las recientes protestas contra el presidente Daniel Ortega en su país. Foto: Afp.

Managua. Bajo el sol y la lluvia, ondeando banderas de Nicaragua, miles de opositores marcharon este jueves en la capital nicaragüense para exigir la salida del presidente Daniel Ortega, con el temor a un recrudecimiento de la violencia que ha provocado más de 264 muertos en tres meses de protestas.

Una lluvia intensa acompañó a los manifestantes que recorrieron de forma pacífica más de 5 kilómetros entre las rotondas de Cristo Rey y la de Jean Paul Genie, en la marcha denominada: Juntos somos un volcán. Los participantes coreaban consignas como: el pueblo unido, jamás será vencido. Otros gritaban de que se van, se van, en alusión a Ortega y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

No más dictadura o Nos están matando, rezaba un cartel en manos de un estudiante universitario.

En la protesta participó también una numerosa delegación del movimiento Madres de Abril, que agrupa a familiares de cientos de jóvenes muertos a partir del pasado 18 de abril, cuando se produjo la primera protesta contra una reforma al sistema de pensiones que se transformó en una demanda de salida del poder de Ortega y Murillo.

Nicaragua vive un estado de excepción, con paramilitares que impunemente recorren el país en caravanas de la muerte. Exigimos el cese de la represión, queremos justicia y democracia, dijo la abogada Azahálea Solís, dirigente de la opositora Alianza Cívica, que convocó a la marcha.

Foto

Juntos somo un volcán, así llamaron los participantes a la marcha realizada ayer en Nicaragua. Foto Afp.

Que el carnicero de El Carmen (el barrio donde vive Ortega) sepa que tiene sus días contados, exclamó el líder estudiantil Giancarlo López, en alusión a Ortega, que se mantiene en el poder desde 2007.

La oposición responsabiliza a Ortega por los 264 asesinatos, según la cifra de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El gobierno reconoce sólo 49 decesos.

Alianza Cívica exige la renuncia de Ortega y Murillo y reiteró su convocatoria a un paro nacional el viernes y a una caravana en varias ciudades del país el sábado.

Intelectuales y artistas nicaragüenses como Sergio Ramírez, Gioconda Belli y el cantautor Luis Enrique Mejía Godoy, entre otros, instaron a la comunidad internacional a interceder para un cese inmediato de la violencia y represión contra manifestantes antigubernamentales en Nicaragua.

Para contrarrestar la estrategia opositora, el gobierno hará el viernes, día del paro, el llamado repliegue, caravana que anualmente encabeza Ortega por estas fechas hasta Masaya –30 km al sur de Managua– para recordar una gesta de la revolución sandinista de 1979.

Al cierre de esta edición, Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, informó a la agencia Afp de la muerte de cuatro policías y un manifestante durante un enfrentamiento en el municipio de Morrito.

Información La Jornada.

Shortlink: