Reabrirán espacios en CU en la medida en que se contenga el narcomenudeo

Las mujeres no sólo son mayoría en licenciatura, también en porcentaje de egresos y titulación.

Ciudad de México. Los espacios del campus de Ciudad Universitaria (CU) que han sido cerrados con vallas como parte de la estrategia para combatir el narcomenudeo, serán reabiertos, planteó este jueves el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

En una sesión del Consejo Universitario celebrada ayer en el Palacio de Medicina, Graue dijo que el cierre de lugares, como los frontones o los jardines conocidos como Los Bigotes se dio porque estaban ocupados por los narcomenudistas. Pero que se irán reabriendo en la medida en que se contenga el problema.

El rector Graue sostuvo que la estrategia para combatir el narcomenudeo en CU –que ha sido cuestionada por la comundiad universitaria– ha ido funcionando bien. Dijo que han sido detenidos 52 narcomenudistas en las afueras de CU y se han recuperado espacios en el campus.

“Es necesario comprender integralmente la inseguridad que se vive en la UNAM y en el país por ello se organizará un seminario para entender el fenómeno desde una perspectiva académica.

En la sesión, el Consejo Universitario de la UNAM aprobó la Cuenta Anual del Ejercicio del Presupuesto correspondiente a 2017, que indica la situación financiera de ingresos, gastos e inversiones de la institución, y dio el visto bueno a un dictamen presentado por el contador público independiente del despacho Salles Sáinz-Grant Thornton.

De acuerdo con los estados financieros, la máxima casa de estudios ejerció en 2017, 42 mil 394 millones 284 mil pesos, de los cuales 5 mil 795 millones 971 mil pesos fueron de ingresos propios.

La tesorera de la universidad, Guadalupe Mateos Ortiz, expuso que el presupuesto de 2017 fue 3.6 por ciento superior al año anterior, y los ingresos propios representaron 26 por ciento más de lo estimado.

El Consejo Universitario designó a la científica Rosaura Ruiz Gutiérrez como nueva integrante de la Junta de Gobierno, en sustitución de Irene Cruz-González Espinosa. Ruiz Gutiérrez, de 67 años, fue la primera mujer en presidir la Academia Mexicana de Ciencias (de 2008 a 2010) y en dos ocasiones ha buscado ser la primera rectora de la UNAM, la última en 2015, cuando fue designado Graue Wiechers.

Al ser designada como parte de la Junta de Gobierno, Rosaura Ruiz no podría contender por la rectoría, sino dos años después de haber dejado su cargo honorario en aquella, de acuerdo con la legislación universitaria.

Por otra parte, los consejeros aprobaron otorgar el nombramiento de investigador emérito a Alejandro Alagón Cano. El académico del Instituto de Biotecnología se ha dedicado al desarrollo, mejoramiento de la producción, eficacia y seguridad de antivenenos de distintas especies, como arañas, alacranes, serpientes y saurios.

Los antivenenos desarrollados por Alagón Cano se usan en México, Estados Unidos y cerca de 20 países de África y Medio Oriente, y han hecho que nuestra nación sea reconocida como líder mundial en su producción.

Otra de las decisiones el consejo fue aprobar la transformación del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico en Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología. El objetivo de la nueva institución será fortalecer las investigaciones interdisciplinarias de frontera y la formación de recursos humanos de alta calidad en campos como óptica, microondas y acústica; micro y nanotecnología; instrumentación científica e industrial; tecnologías de la información, y procesos educativos.

Información La Jornada.

Shortlink: