Reconoce el gobernador de Colima desvío de fondos federales; promete ya no hacerlo

230321-06d2c76d05e0d6999_pf-8787120110ocde-md12-d-440x293

México. El gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno, reconoció haber desviado fondos federales para pago de gasto corriente durante su administración; sin embargo, aseguró que ya no lo hará porque sería ilegal.

Ante reporteros, adelantó que destinará cerca de 20 millones de pesos para pago de prestaciones a maestros afiliados a la sección 39 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quienes pararon cuatro días y ahora trabajan bajo protesta.

Yo tenía dos alternativas: seguir haciendo lo que normalmente hacen los gobiernos, cubrir compromisos elementales tomando recursos de otros fondos, en este caso fondos federales, para pagarles a tiempo, pero esa es una utopía, admitió.

Señaló que en 2014 su administración dejó de utilizar fondos federales para pago de gasto corriente: Yo les decía: puedo tomar fondos federales, pero eso es una ilegalidad. Eso se venía haciendo y nosotros dijimos: no queremos vivir utopías. Agregó que el gobierno del estado enfrenta un déficit de mil 568 millones de pesos, lo que obligó a despedir a mil 50 trabajadores en julio.

La Auditoría Superior de la Federación emitió al gobierno de Colima varias observaciones por manejo irregular de fondos federales para salud, seguridad y educación entre 2008 y 2014 e interpuso ante la Procuraduría General de la República siete denuncias penales contra quien resulte responsable por el desvío de cerca de 17 millones de pesos.

En Guanajuato, a 15 días de que termine la legislatura, los diputados aprobaron que el gobierno que encabeza el panista Miguel Márquez Márquez contrate deuda por 4 mil 240 millones de pesos.

Sin cuestionamientos, los diputados aprobaron por unanimidad aumentar el pasivo estatal a 10 mil 507 millones de pesos. El nuevo crédito será pagadero a 15 años y se destinará a infraestructura de salud, la segunda etapa del sistema de movilidad interurbana y a seguridad pública, entre otros rubros.

El gobernador entregó al Legislativo un estudio de la empresa calificadora Fitch Ratings, según la cual las finanzas estatales son sanas, a pesar de que la deuda y los pasivos indirectos contratados con HSBC, Bancomer, Banobras, Banco del Bajío, Banamex y Scotiabank ascienden a 6 mil 267 millones de pesos.

Información La Jornada.

Shortlink: