Repone el Ballet Independiente obra que empieza y acaba con una matanza

a03n1cul-1

México, DF. Con motivo de su 49 aniversario, el Ballet Independiente –fundado por el bailarín y coreógrafo Raúl Flores Canelo (1929-1992)– se presentará el próximo domingo en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

Se trata de la única compañía que sobrevive de las tres consideradas las grandes de la danza contemporánea mexicana, tras la desaparición de los ballets Nacional y Teatro del Espacio.

Para celebrar su trayectoria en el arte dancístico, la agrupación presentará tres obras de Flores Canelo: El bailarín, Tres fantasías sexuales y Queda el viento.

Desde su creación en 1966, el Ballet Independiente tiene la misión de transmitir el sentir de los mexicanos y las propuestas coreográficas que integran el programa tienen el sello de su fundador, que decidió romper con la solemnidad en la danza mexicana.

Tres miradas

La compañía, con Magnolia Flores en la dirección general y Elisa Rodríguez en la conducción artística, repondrá después de 20 años la pieza Queda el viento, que es una reseña de la historia de México desde la época prehispánica hasta el movimiento estudiantil del 68.

Al respecto, Rodríguez señaló que se trata de una propuesta coreográfica muy actual, porque ahora que se repone la pieza se inicia y termina con una matanza. Todo lo que sucede en el transcurso de la obra es parte de la historia que vivimos todos los días en México, y esta es una de las razones por las que se decidió presentarla en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

Explicó que las tres coreografías proponen miradas diferentes de Raúl Flores Canelo, el primero que rompió con la solemnidad en la danza contemporánea con su irreverencia y su sentido del humor, pero que tenía esta capacidad de pasar de la risa al llanto de una manera realmente mágica.

La directora artística del Ballet Independiente indicó que El bailarín es un homenaje al poeta Ramón López Velarde (1888-1921), obra formal con mayor uso del espacio, y Tres fantasías sexuales posee un toque de humor, sarcasmo y un acercamiento al México popular.

Frescura e irreverencia

Elisa Rodríguez precisó que la obra de Flores Canelo requiere de una compañía grande porque es de gran formato; incluso, en algunas de las piezas participan a bailarines invitados, además de los 12 integrantes del Ballet Independiente.

“Realmente se trata de un rescate el que estamos haciendo con esta propuesta, porque en la época que se montaron estas obras no existían todas las modalidades de vida que existen hoy. Estamos recuperando las piezas originales grabadas en formato VHS.

Rescatamos no sólo la coreografía sino el sentido, el carácter de los personajes. La idea es inducir a los jóvenes bailarines a comprender la idea central del trabajo coreográfico de Raúl Flores Canelo.

Desde la fundación del Ballet Independiente, frescura, irreverencia, sabor, alegría y sobre todo coreografías críticas se erigen en elementos constantes en el trabajo de la compañía.

Al morir Raúl Flores Canelo, en 1992, heredó al grupo 30 coreografías y su espíritu lúdico y de crítica, que mantiene al Ballet Independiente con alto nivel de calidad.

La compañía ha realizado diversas giras por la República Mexicana, así como Alemania, Cuba, El Salvador, Estados Unidos, Francia, Guatemala y Holanda.

Para celebrar 49 años ininterrumpidos de quehacer en el arte dancístico, el Ballet Independiente se presentará el domingo 20 de septiembre a las 18 horas en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (Donceles 36, Centro Histórico).

Información y foto La Jornada.

Shortlink: