Se lanzará el Plan Nacional de Lectura en Mocorito, pueblo amante de los libros

La Iglesia de la Inmaculada Concepción en la plaza Hidalgo.

La Iglesia de la Inmaculada Concepción en la plaza Hidalgo.

No es casual que el gobierno federal haya elegido el municipio de Mocorito, Sinaloa, para presentar su Plan Nacional de Lectura el domingo 27 de enero, pues se trata de una población con tradición lectora singular, donde cada año se evoca al Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez (1927-2014) con maratones de lectura y una semana cultural.

Además, la llamada Atenas del Norte fue uno de los puntos donde comenzaron las misiones culturales de José Vasconcelos en los años 20 del siglo pasado, proyecto que también será retomado y reinventado por el presidente Andrés Manuel López Obrador por medio de la Secretaría de Cultura federal.

En Recoveco, municipio de Mocorito, desde 2003 el profesor Cruz Hernández (Tempoal, Veracruz, 1961) ha logrado que la comunidad participe en el club de lectura La Hojarasca, que tiene como sede el Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario 133 (CBTA).

En entrevista con La Jornada, Hernández recuerda que el propio Gabo le expresó su deseo de visitar la comunidad y la escuela que año tras año celebra el cumpleaños del autor de El amor en los tiempos del cólera. Durante más de una década el coordinador del club de lectura intercambió correspondencia con el autor colombiano por medio de su asistente, Mónica Alonso, y con frecuencia el escritor les envió libros, revistas, periódicos y películas.

“A García Márquez le dio muchísimo gusto que en una comunidad rural lo estuvieran leyendo. Cuando lo visité en su casa me dijo: ‘no me interesa que me lean, lo importante es que lean’”, recuerda el profesor.

De acuerdo con datos de Hernández, al CBTA asisten 300 estudiantes y 80 por ciento ha adquirido el hábito de la lectura gracias al club La Hojarasca. Me sorprende que los muchachos me tomen por asalto en los pasillos y me comenten los libros que leen. Al final, les propongo libros y ellos me proponen también; es una experiencia muy bonita, comparte.

El profesor dice que él mismo, a los 12 años, leyó El coronel no tiene quien le escriba, de García Márquez, un texto que le impactó mucho. “Soy de la Huasteca y la película basada en esa novela se grabó ahí muchos años después, en La Antigua, antes de llegar al puerto. Los escenarios eran en los que había vivido con mi abuelo. Después leí otros libros de Gabo y contagié a los muchachos para que leyeran. Este proyecto ha dado muy buenos resultados porque cada año organizamos la Semana Cultural Gabriel García Márquez. Los jóvenes que leen han hecho crecer nuestra iniciativa”.

En 2007, el pueblo participó en un maratón de lectura de Cien años de soledad que duró 18 horas ininterrumpidas, lo cual se ha venido repitiendo en cada nueva edición de la Semana Cultural Gabriel García Márquez.

Este año el festival cultural en honor al Nobel de Literatura se realizará del 4 al 8 de marzo y la programación incluye presentaciones de libros, funciones de teatro, danza, cine y música, así como actos dedicados al Día Internacional de la Mujer. Tendremos diversas actividades artísticas para que la gente vea que existen cosas más importantes que estar metidos en el mundo hostil de la violencia. De esa manera queremos contribuir un poco a que las nuevas generaciones vean que hay cosas más bonitas todavía, explica Hernández.

Al principio los libros se pasaban de mano en mano en el club de lectura, ahora cuentan con una sala que lleva el nombre de Juan Rulfo, donde los chicos no sólo tienen acceso a la obra completa de García Márquez, sino también hay libros de Elmer Mendoza, Javier Valdez, Carlos Monsiváis, Julio Cortázar y Jorge Luis Borges, entre otros.

“Aquí vimos crecer a Javier Valdez. El primer año no participó, pero siento que aquí nació como escritor porque presentó su primer libro De azoteas y olvidos: crónicas del asfalto. Después ya lo vimos presentando sus libros en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

“Javier atraía a los jóvenes porque hablaba el lenguaje sinaloense. Cuando presentó Narcoperiodismo: La prensa en medio del crimen y la denuncia, los estudiantes se le arremolinaban para pedirle una foto y autógrafos. Nos dolió mucho su muerte.”

Cruz Hernández expresó que Mocorito es un pueblo mágico que en la década de los 40 y 50 fue nombrado la Atenas del Norte porque su cultura literaria iba más allá de la tertulia.

Aquí vivieron grandes intelectuales de la talla del maestro Enrique González Martínez, y este 27 de enero en nuestro municipio se presentará el Plan Nacional de Lectura, con la asistencia del escritor Paco Ignacio Taibo II y el presidente Andrés Manuel López Obrador. Todo un honor, concluyó.

Información La Jornada.

Shortlink: