Sector asegurador con “capital suficiente” para responder tras sismo: AMIS

Voluntarios retiran escombros en la calle de Chimalpopoca y Bolivar, el 22 de septiembre de 2017. Foto: Carlos Ramos Mamahua.

Voluntarios retiran escombros en la calle de Chimalpopoca y Bolivar, el 22 de septiembre de 2017. Foto: Carlos Ramos Mamahua.

Sin tener todavía un cálculo económico sobre los daños materiales que han dejado los terremotos del 7 y 19 de septiembre en varios estados del país, el sector asegurador se declaró listo para indemnizar a sus clientes al asegurar que cuenta con “capital suficiente para responder y a junio de 2017 sus reservas técnicas ascendieron a un billón 46 mil 839 millones de pesos”, además de contar con el respaldo de las reaseguradoras tanto nacionales como internacionales”.

Así lo informó Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguros (AMIS),quien advirtió que es falsa la información difundido en redes sociales de que las aseguradoras sólo pagan daños cuando el sismo es mayor a los a 8.5 grados en la escala de Richter o los afectados no reportan su caso antes de 5 días.

Los seguros que amparan daños producidos por terremoto no tienen como condicionante la intensidad de un sismo, ni un periodo para efectuar el reporte a la aseguradora, puntualizó, y lo mejor es que los usuarios se comuniquen directamente con su compañía de seguros.

La AMIS exhortó a las personas que tienen asegurados viviendas, negocios o vehículos que hayan resultado dañados por los terremotos del 7 y 19 de septiembre a solicitar su indemnización e informó que, para apoyar a los afectados, algunas de empresas aseguradoras no están cobrando el deducible en el caso de coches y pequeñas y medianas empresas (pymes).

Arias remarcó que las compañías asociadas a la AMIS carecen aún de una cifra sobre los daños ocasionados por los temblores porque todavía no concluyen con la revisión de los bienes asegurados que sufrieron daños. Acotó que si bien “algunas empresas de modelaje han estimado el monto de los daños, son datos calculados con base en modelos, no en daños reales”.

Para informar sobre el proceso que deben llevar a cabo para solicitar su indemización, la AMIS instaló un módulo en la explanada de la oficina principal del Registro Civil de la Ciudad de México, en Arcos de Belén 19, colonia Doctores, entre el metro Salto del Agua y el metro y metrobús Balderas.

Para los seguros en viviendas cuya hipoteca todavía se está pagando, la AMIS indicó que existen diferentes tipos de cobertura por lo que cada personas deben revisarla cuál tienen.

“Actualmente muchos bancos y sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) brindan en sus crédito la cobertura a ‘valor destructible’ y también incluyen contenidos, aunque hay quienes sólo aseguran el saldo insoluto (referido a lo que falta por pagar de la hipoteca). Lo que hacen algunas instituciones para ampliar la protección de sus clientes es ofrecer la cobertura adicional de contenidos”, dijo Recaredo Arias.

Indicó que la organización cuenta con un Plan de Atención de Catástrofes, coordina acciones con todas las compañías de seguros y pone a disposición de los asegurados el número01800 990 1016 para atenderlos de la mejor manera posible.

Para evitar saturación y dilaciones en atención de la gente, la industria de seguros coordina el trabajo desarrollado por cada ajustador y distribuye entre ellos el número de casos. Para acceder a los lugares afectados, sobre todo en zonas acordonadas, la Amis busca una coordinación con las autoridades para que se permita el paso de los a los ajustadores.

El director de la Amis señaló que además de atender a sus clientes afectados, compañías del sector que colaboran con la población damnificada a través de fundaciones y envían caravanas de ayuda con víveres, medicamentos, casas de campaña, colchonetas y toldos, para damnificados en Oaxaca, Chiapas, Tabasco y otros estados del país.

Fuente: La Jornada.

Shortlink: