Sindicatos de Bellas Artes se deslindan de gastos excesivos

Imagen del Palacio de Bellas Artes.

Imagen del Palacio de Bellas Artes.

Un centenar de trabajadores, en su mayoría pertenecientes al Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Sinitinbal), se manifestaron ayer ante el Palacio de Bellas Artes.

Colocaron una gran manta en el pórtico del recinto donde se leía: La coalición de sindicatos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura exigimos respeto a nuestros acuerdos laborales y sindicales, cumplimiento a nuestras prestaciones, respeto a nuestras próximas negociaciones salariales y prestaciones 2019 y no al despido masivo de trabajadores del INBA.

Los trabajadores dieron lectura a un pronunciamiento que hace referencia a declaraciones hechas por la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto, en cuanto a gastos excesivos por los que les avientan la bolita a los sindicatos, expresó Francisco Albarrán Villanueva, secretario general del Sinitinbal. En el documento se le exige que “se retracte y/o bien realice las aclaraciones pertinentes sobre sus declaraciones, en las cuales infiere sutil o abiertamente que ciertas conquistas gremiales, a su juicio, significaban cuestiones ‘onerosas y superfluas’”.

Entrevistado después del acto de protesta, Albarrán Villanueva detalló que la secretaria de Cultura había comentado, a propósito del presupuesto, que los gastos que se hacían eran principalmente de los sindicatos: Allí menciona ciertas fiestas, todas las prestaciones de los trabajadores y que los recursos se terminan con los sindicatos nada más. Sin embargo, no nada más existimos como base. Hay una estructura de personal de confianza y de honorarios que cobra una cantidad excesiva en recursos, hasta 50 mil pesos mensuales, y muchas veces ellos no asisten a trabajar. Si hablan de eventos, ellos los contratan, nosotros no. Nos presentamos sin saber el costo; no obstante, se da a entender que estos eventos son carísimos.

El secretario general del Sinitinbal puntualizó: Estamos ahorita con el cambio de la Cuarta Transformación y vamos a trabajar juntos con el gobierno; sin embargo, estas declaraciones directamente nos pegan al sindicato.

Exigen revisión de plantillas técnicas

En el pronunciamiento también se exigió, a fin de que el INBA sea realmente saneado económicamente, que se lleve a cabo de manera bilateral una exhaustiva revisión de las plantillas técnicas de funcionalidad en todas las áreas, departamentos y centros de trabajo, a fin de cancelar de tajo cualquier mal uso de los recursos públicos en el instituto.

También se pide que Lucina Jiménez, directora general del INBA, tenga mayor cuidado en quienes designe como autoridades (mandos medios y altos), en virtud de que ubicamos a varios personajes que ya fungieron como autoridades en el pasado en distintos cargos y los resultados que dieron dejaron en mucho un recuerdo no muy grato.

Albarrán Villanueva anunció que está citado a reunirse hoy tanto con la secretaria de Cultura, en Arenal 40, como con la titular del INBA.

Al preguntarle sobre los trabajadores del Capítulo 3000, respondió que en estas discusiones también están considerados, ya que más de 100 de ellos han obtenido un laudo favorable para la restitución de su plaza; sin embargo, el instituto prefirió pagar la multa y no cumplir. Agregó: Estamos en apoyo de los compañeros del Capítulo 3000, así como los de confianza, siempre y cuando sean operativos. Queremos que se regularice su situación.

Información La Jornada.

Shortlink: