Solís Acero entrega quinto Informe en la Cámara de Diputados

El subsecretario de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos de la Secretaría de Gobernación, Felipe Solís Acero, hace entrega del Informe al secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah. Foto: Carlos Mamahua.

El subsecretario de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos de la Secretaría de Gobernación, Felipe Solís Acero, hace entrega del Informe al secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah. Foto: Carlos Mamahua.

En sólo un minuto, el gobierno federal cumplió con el trámite de entregar, a través del subsecretario de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos de la Secretaría de Gobernación, Felipe Solís Acero al secretario general de la Cámara de Diputados, Maurio Farah el Quinto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto luego de que el titular de esa dependencia decidió no presentarse, ante el pleito interno en el PAN que precedió a la relación entre los dos poderes.

A las 16:50 horas Solís Acero, quien llegó con una caja blanca bajo el brazo izquierdo que contenía el documento lo dio a Farah y el diputado Jorge Carlos Ramírez Marín quien presidirá la Cámara aclaró que la Constitución unicamente define que el Ejecutivo entregará por escrito el informe que guarda el estado de la nación, al Congreso, pero no define a qué persona.

A diferencia de los nueve años recientes, desde que cambió el formato del informe, en esta ocasión no se presentó un mensaje político por parte del gobierno federal. Solís Acero se limitó a expresar “por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto y a afecto de dar cumplimiento al Artículo 69 de la Constitución hago entrega y por su conducto, a los documentos relativos al Quinto Informe”.

También entregó un resumen ejecutivo, el anexo estadístico y el oficio firmado por el presidente Peña Nieto.

Mauricio Farah le informó que reenviaría de inmediato los documentos la mesa directiva, que fueron llevados en ese mismo momento por un ayudante al recinto.

Minutos después, y debido al conflicto panista, no pudo someterse a votación la integración de la nueva mesa directiva. La presidenta en funciones Guadalupe Murguía (PAN) explicó que conforme al Artículo 17 de la Ley Orgánica del Congreso de la Unión ella se mantendrá en el cargo hasta el 5 de septiembre y, después de informar al pleno este hecho, decretó un receso para esperar a los senadores, con objeto de llevar a cabo la sesión del Congreso Federal para dar inicio al periodo ordinario de sesiones.

El coordinador del PRI, César Camacho Quiroz expresó su molestia por la forma en que la disputa entre dos fracciones del PAN, la encabezada por el ex presidente Felipe Calderón y la de Ricardo Anaya, impidieron por segundo día consecutivo elegir a la mesa directiva. Informó que se citará a sesión ordinaria el lunes, para intentar que se elija a la mesa y si esto no ocurre, nuevamente el martes.

Advirtió: “que no nos obliguen a echar mano de nuestra mayoría”. Esto también porque PRD y MC se zafaron del acuerdo del jueves, en una acción calificada por los priísitas como “un descarado chantaje”.

También Ramírez Marín explicó que si el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong no acudió a entregar el informe se trata de una señal al Congreso y a los partidos para que resuelvan sus conflictos. Dijo que si se decidió enviar a Solís Acero para cumplir con el trámite no constituye un desaire político, sino porque al momento en que debía cumplirse con la obligación constitucional, de hecho no había una mesa directiva en funciones, lo que ocurrió hasta que Guadalupe Murguía informó que continuaba en el cargo ante la ausencia de acuerdo entre las bancadas.

Fuente: La Jornada.

Shortlink: