Taekwondo suma cinco preseas más; Rommel, oro en Barranquilla

La debutante mexicana Daniela Souza (izquierda) se coronó en la categoría de menos de 49 kilogramos. Foto: Jam Media.

La debutante mexicana Daniela Souza (izquierda) se coronó en la categoría de menos de 49 kilogramos. Foto: Jam Media.

Barranquilla. México es potencia olímpica y mundial en el taekwondo y sus representados han demostrado la casta de guerreros en la justa centroamericana con otro día glorioso al conseguir cuatro medallas de oro, así como una plata (en figuras) en Barranquilla.

La fructífera cosecha en la segunda jornada de competencias cerró con Rubén Nava (menos de 68 kilogramos) tras vencer al guatemalteco Andrés Zelaya por marcador de 14-5 para adjudicarse el título.

El subcampeón olímpico juvenil en Nanjing 2014 y campeón panamericano aprovechó las condiciones de los rivales para trabajar su medalla y de esta manera consolidarse en este torneo.

En la fase de cuartos de final tuvo un reñido duelo ante el cubano Fermín Quesada al que superó 29-28.

Después dio cuenta del venezolano Édgar Contreras por marcador de 32-29, en otro duelo en donde lo importante fue la concentración y en la final se impuso al guatemalteco Zelaya. Los bronces fueron para Contreras y Ruddy Mateo, de República Dominicana.

Paulina Armería cumplió con las expectativas en la división menor de 78 kilogramos al subir a lo más alto del podio al avasallar 24-4 a la venezolana Adriana Martínez. Guatemala con Coralia Abadías y la local Katherine Toro se quedaron con los terceros lugares.

En un combate reñido, Brandon Plaza se cubrió de oro al imponerse 38-24 al dominicano Luisito Pie en la categoría inferior de los 58 kilos.

Plaza, quien hizo su debut en esta justa regional, venció en rondas anteriores al hondureño Yiektsack Vicente (33-13), luego al costarricense Óscar Pearson (41-12).

Otra debutante, Daniela Souza tampoco quedó mal en los pronósticos para México y se coronó en menos de 49 kilogramos.

La bajacaliforniana doblegó 13-5 a la guatemalteca Elizabeth Zamora dejando en la orilla a la cubana Yania Aguirre (14-11) y la puertorriqueña Victoria Stambaugh (7-3).

En la modalidad de poomsae (formas o figuras), Vaslav Ayala ganó la presea de plata al sumar 7.10 puntos, detrás del colombiano Isaac Velez (7.23). El bronce quedó en poder del nicaragüense Elian Ortega (7.00).

Rommel consigue su oro en Barranquilla

El clavadista yucateco por fin consiguió la única presea que le hacía falta, a pesar de tener asistencia olímpica y mundial, donde se ha consolidado como uno de los mejor competidores del orbe. Foto: Jam Media.

El clavadista yucateco por fin consiguió la única presea que le hacía falta, a pesar de tener asistencia olímpica y mundial, donde se ha consolidado como uno de los mejor competidores del orbe. Foto: Jam Media.

El mexicano Rommel Pacheco hizo valer su experiencia para ganar el oro en el trampolín de tres metros en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

Después del bronce que consiguió el viernes en el trampolín de un metro, Rommel sumó su primer metal dorado y está a la espera de los sincronizados junto a Jahir Ocampo, quien obtuvo la áurea un día antes, para cumplir su meta de tres medallas en estos centroamericanos, los últimos en los que participará en su carrera.

Pacheco Marrufo sumó 473.30 unidades, para dejar con la plata y bronce a los colombianos Sebastián Morales, con 451.80, y Alejandro Arias con 412.70, en tanto el también mexicano Jahir Ocampo se quedó fuera del podio al terminar en el cuarto puesto con 379.35.

De esta manera, el yucateco cumplió con adjudicarse la única presea que le hacía falta, a pesar de tener asistencia olímpica y mundial, en donde se ha consolidado como uno de los mejores competidores del orbe.

El clavadista mexicano cerró bien las seis ejecuciones y con temple marcó cada una de ellas para llevarse el triunfo, ante la cercanía de los colombianos, quienes trataron de arrebatarle la posibilidad de quedarse con el título.

Pero fue una persecución emocionante donde Rommel tuvo un desempeño impecable, muy concentrado y con los nervios bien templados, pese a que los colombianos le dieron batalla hasta el último clavado.

Aunque Pacheco desde el inicio estuvo a la cabeza, los perseguidores colombianos obligaron que todo se aclarara hasta el último salto. Los colombianos, entrenados por el mexicano Francisco Rueda, parecían unos verdaderos cazabombarderos que seguían la estela de Rommel. El sexto clavado fue una competencia emotiva porque los cuatro sacaron su as en el trampolín. Ahí Rommel fue casi perfecto, mientras que los colombianos quedaron muy cerca y desplazaron a Jahir Ocampo del medallero.

Los mejores saltos de Rommel Pacheco fueron 5154B (3.4) y 109C (3.8) en donde recibió calificaciones de 8.5. Mientras el también mexicano Jahir Ocampo estuvo cerca del podio al terminar en el cuarto sitio con 379.35.

Después de la premiación, Pacheco no podía disimular su alegría, la sonrisa imborrable y la emoción al escuchar el himno mexicano.

Lo siento Colombia, pero me llevé la de oro, dijo después de recibir la presea; mañana me queda sincronizados y yo lo dije antes de venir. Colombia ha incrementado su nivel en todos los deportes y en clavados también, Sebastián es finalista olímpico y lo vimos ahorita que estaba apretando, todo se decidió con el último clavado.

Rommel comentó que tiene varias medallas, pero le faltaba un oro en Juegos Centroamericanos y recordó que durante algún tiempo se concentraba en plataforma donde por diversas circunstancias perdía la presea dorada. Esta vez en el trampolín, por fin lo consiguió.

Con información de: La Jornada.

Shortlink: