Tensión en zona fronteriza de Brasil por el arribo de venezolanos

Residentes de la ciudad brasileña de Pacaraima destruyeron el sábado pertenencias de migrantes venezolanos.

Residentes de la ciudad brasileña de Pacaraima destruyeron el sábado pertenencias de migrantes venezolanos.

Sao Paulo. Brasil enviará tropas a la frontera con Venezuela este lunes, luego de que los residentes de la ciudad fronteriza de Pacaraima expulsaron a los venezolanos y quemaron sus improvisados campamentos, en pleno aumento de las tensiones regionales por la inmigración.

Cientos de miles de venezolanos han cruzado las fronteras terrestres hacia Brasil y Colombia en los meses recientes para intentar escapar de la crisis económica, política y social que afecta a su país.

El más reciente episodio de tensiones comenzó el sábado temprano en territorio brasileño, horas después de que un comerciante local fue asaltado y resultó herido en un incidente atribuido a venezolanos en Pacaraima, ciudad con unos 12 mil habitantes y donde unos mil inmigrantes viven en la calle, según estimaciones de las autoridades.

Grupos de residentes recorrieron la ciudad arrojando piedras a los migrantes y prendiendo fuego a sus pertenencias. Decenas de residentes atacaron los dos principales campamentos improvisados de inmigrantes y quemaron todas sus pertenencias, lo que llevó a muchos venezolanos a cruzar la frontera de regreso a su país.

La situación fue caótica: según testigos, se escucharon disparos, los comercios cerraron y se amontonaron escombros en las calles.

Suely Campos, gobernadora del estado de Roraima, llamó a cerrar temporalmente la frontera y pidió a Brasilia que envíe refuerzos de seguridad para enfrentar el aumento de la criminalidad, el cual relaciona con el incremento de la llegada de venezolanos.

El Ministerio de Seguridad Pública dijo que enviará un contingente de 120 soldados que llegarán este lunes para sumarse a los equipos en la zona.

Las tensiones están aumentando en América Latina por la migración desencadenada por las crisis en Venezuela y en Nicaragua.

Ecuador comenzó a bloquear desde el sábado el paso de venezolanos por sus fronteras terrestres, exigiéndoles que presenten sus pasaportes para poder ingresar –documento del que carecen muchos–, en lugar de la cédula de identidad, como era hasta ahora.

Perú anunció la misma medida, que empezará a aplicarse el próximo 25 de agosto. Sólo la semana pasada, unos 20 mil venezolanos ingresaron a Perú, de acuerdo con sus autoridades.

La Organización de las Naciones Unidas estima que 2.3 millones de venezolanos han huido de la crisis escapando de la pobreza y en busca de trabajo. Colombia ha dado residencia temporal a más de 800 mil

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela llamó a Brasil a dar las garantías correspondientes a los nacionales venezolanos y tomar las medidas de resguardo y seguridad de sus familias y enseres.

La situación en Pacaraima, Brasil, vecina de la venezolana Santa Elena de Uairén, estaba tranquila la mañana de este domingo, en parte porque vecinos de la ciudad lograron expulsar a los venezolanos que estaban en los campamentos.

En tanto, el presidente boliviano, Evo Morales, calificó de invasión encubierta de Estados Unidos a América Latina el pretexto de la ayuda humanitaria a venezolanos.Condenamos la invasión encubierta de Washington al enviar a Colombia un barco del Pentágono con la excusa de ayuda a los hermanos venezolanos, tuiteó, y en otro mensaje en la red social, añadió que la embarcación Comfort, con capacidad para transportar helicópteros de guerra, es una amenaza contra Venezuela.

Morales agregó que la mejor ayuda es respetar la soberanía del pueblo venezolano y levantar el bloqueo económico que el imperio estadunidense o le ha impuesto injustamente. Toda agresión a Venezuela es una agresión a América Latina, advirtió.

Información La Jornada.

Shortlink: