Theresa May sobrevive a la moción de censura en el Parlamento británico

Theresa May, primera ministra británica, ayer en su residencia en Downing Street. Foto Afp

Theresa May, en Downing Street. Foto Afp

Londres. Theresa May ha sobrevivido al intento de Jeremy Corbyn de derrocar su gobierno, después de que una moción de censura no logró el respaldo mayoritario de los miembros del Parlamento.

La primera ministra logró aferrarse al cargo una vez más, pues el Parlamento votó por 325 a 306 no destituirla, luego de una cadena de sucesos que pudo haber conducido a una elección general.

El Partido Unidad Democrática (PUD), que respaldó al frágil gobierno de May en Westminster, señaló que el resultado ilustra la importancia de la confianza y del acuerdo de suministro que está en vigor.

Se precisó que si el PUD hubiera votado contra el gobierno, la moción de censura promovida por el líder laborista habría ganado por un voto, y casi seguramente habría terminado con el primer ministerio de May.

La votación vino después de la aplastante derrota del acuerdo de salida del Brexit que propuso la primera ministra en la Cámara de los Comunes apenas 24 horas antes, en la derrota más grande infligida a un gobierno en la historia parlamentaria moderna.

Este miércoles, el líder laborista afirmó que cualquier primer ministro anterior habría renunciado a raíz de una derrota tan dañina en el asunto más importante que enfrenta el país, y sobre el cual May ha estado negociando durante todo su gobierno.

Después de que el resultado de la moción censura fue anunciado en los Comunes, May expresó ante los parlamentarios: Me complace que esta Cámara haya expresado su confianza en el gobierno. No tomo la responsabilidad a la ligera y mi gobierno continuará trabajando para incrementar nuestra prosperidad, garantizar nuestra seguridad y fortalecer nuestra unión. Y sí, también continuaremos trabajando para cumplir la solemne promesa que hicimos al pueblo de esta nación, de aplicar el resultado del referendo y salir de la Unión Europea (UE).

Invitó a los líderes de los partidos de oposición a tomar parte en reuniones individuales con ella con respecto a la forma de avanzar hacia el Brexit.

Foto

Theresa May, primera ministra de Gran Bretaña, ayer afuera de la residencia oficial, tras ganar una moción de censura.Foto Ap

Al abrir el debate de la moción de censura, Corbyn acusó al gobierno de no reconocer la escala de la derrota que sufrió la noche anterior.

Durante el debate, Ian Blackford, el líder del Partido Nacional Escocés en Westminster, afirmó que May sólo en sueños podría estar en una situación donde tenga la mayoría, y que la primera ministra fue “capturada por sus derechistas partidarios del Brexit.

Por supuesto, yo no le deseo ningún mal y, si desea renunciar hoy, le deseo todo lo mejor en su futura carrera, añadió. “Si (el gobierno) no tiene apoyo mayoritario en esta Cámara, es un gobierno que ha rebasado su tiempo. Y si tuviera alguna humildad, algún respeto por sí mismo, reflexionaría sobre la escala de su derrota la noche anterior… El gobierno debe reconocer que no tiene autoridad moral; sencillamente, debe irse.”

Pero, en defensa de la premier, Michael Gove, secretario del Medio Ambiente, elogió el inspirador liderazgo de May y añadió: Mientras nosotros respaldamos nuestra seguridad nacional, ¿qué hace Corbyn? Quiere salir de la OTAN, quiere deshacerse de nuestras armas nucleares disuasivas. Y recientemente dijo en un discurso: ¿por qué los países alardean del tamaño de sus ejércitos? Eso está mal; ¿por qué no emulamos a Costa Rica, que no tiene ejército? Nada de aliados, de armas, de ejército; no hay forma de que este país permita que alguna vez ese hombre sea nuestro primer ministro. Ahora el propio líder laborista enfrentará intensa presión de los parlamentarios de su partido que quieren permanecer en la UE, los cuales hacen campaña por una segunda votación pública sobre el Brexit, una de las opciones incluidas en la moción de conferencia del partido en 2018, si Corbyn no es capaz de lograr una elección general.

© The Independent

Traducción: Jorge Anaya

Información La Jornada.

Shortlink: