Tubo de 120 toneladas, “punto crítico” del corte de agua del día 31

Preparativos para la suspensión del servicio de agua a finales de octubre, en la planta  potabilizadora Berros, ayer.

Preparativos para la suspensión del servicio de agua a finales de octubre, en la planta potabilizadora Berros, ayer.

Villa De Allende, Edomex., La conexión de un tubo de 120 toneladas para construir un sistema de alta presión alterno para bombear el agua del Sistema Cutzamala al valle de México es el punto crítico de la suspensión del suministro de agua que comenzará el 31 de octubre. Se dedicarán 72 horas continuas en esa operación.

Para hacer frente al corte, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) enviará 10 por ciento más líquido a partir del miércoles a 13 municipios del estado de México y a Ciudad de México, y se invertirán 500 millones de pesos en los trabajos. El horario del comienzo de la suspensión del servicio se aplazó por tres horas, por lo que en lugar de las 5 de la madrugada, será a partir de las ocho, y concluirá el sábado, pero la normalización del servicio se llevará tres días más, hasta el martes 6, explicó Antonio Juárez Trueba, director del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México.

El sistema abastece con 30 por ciento del agua a 11 alcaldías de Ciudad de México, pero debido a que aporta líquido para elevar la presión del que se obtiene de pozos en otras localidades, en total serán 13 las afectadas. Sólo Gustavo A. Madero, Milpa Alta y Tláhuac tendrán agua, ya que dependen de otras fuentes. También surte de líquido a 11 municipios mexiquenses; Toluca y Naucalpan, entre ellos.

El principal trabajo será la conexión de ese tubo con el objetivo de establecer una línea de presión alterna para bombear agua hacia los dos canales que la conducen el líquido potable al valle de México; este es el punto crítico, indicó Juárez Trueba. Unas 300 personas laborarán en la operación. El tubo que se conectará en el sistema de alta presión mide cerca de tres metros, pesa 120 toneladas y se requerirán dos grúas para moverlo.

Durante un recorrido por la zona donde se hará el mantenimiento, explicó que el otro trabajo que se hará, ligado con el anterior, es que con esta segunda línea se conectarán cinco de nueve equipos que son un binomio (motor-bomba) para elevar el agua alrededor de 100 metros, donde se ubican las dos líneas de alta presión, y al punto conocido como oscilación cinco, sitio desde el cual el agua desciende por gravedad hacia los dos acue­ductos que llevan el líquido a los puntos de entrega de Ciudad de México y del estado de México, detalló Juárez Trueba. Actualmente esos motores sólo están conectados a un sistema de presión.

El funcionario aseveró que los equipos de bombeo deben estar en perfectas condiciones y con el mantenimiento adecuado, ya que el sistema en conjunto bombea el agua a una altura de mil 100 metros. Durante todo el año se da mantenimiento, no se ocupa hacer un paro, pero en estos trabajos programados, se busca afectar lo menos posible a la población.

En las instalaciones aledañas a la planta potabilizadora Berros, que tienen alrededor de 35 años funcionando, se hacen los preparativos para las labores que ocasionarán la suspensión del envío de alrededor de 16 mil litros por segundo, el equivalente a 16 tinacos de mil litros. A este sitio llega el agua de las siete presas del sistema, entre las que están Valle de Bravo y Villa Victoria.

Información La Jornada.

Shortlink: