Un detenido por el ataque a Maduro involucra a México, Chile y Colombia

Jorge Rodríguez, ministro venezolano de Comunicación, informó ayer que fueron detenidos otros tres implicados en los estallidos con drones en una ceremonia encabezada por el presidente Nicolás Maduro en agosto pasado.

Jorge Rodríguez, ministro venezolano de Comunicación, informó ayer que fueron detenidos otros tres implicados en los estallidos con drones en una ceremonia encabezada por el presidente Nicolás Maduro en agosto pasado.

Caracas. Venezuela pidió este domingo a México, Chile y Colombia aclarar si funcionarios de sus embajadas apoyaron la fallida fuga de uno de los presuntos responsables del estallido de drones en agosto pasado, durante un acto encabezado por el presidente Nicolás Maduro.

No hay inmunidad diplomática en el caso de encubrimiento de terroristas, advirtió el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, sin identificar a los diplomáticos.

En rueda de prensa, el ministro señaló que el presidente ordenará al canciller, Jorge Arreaza, que pida directamente a esos funcionarios aclarar si tuvieron participación.

Según Rodríguez, la madrugada del sábado fueron capturados Henryberth Rivas Vivas, alias Morfeo, y otras dos personas por la explosión de dos drones el 4 de agosto en las proximidades de la tarima desde la cual el mandatario socialista presidía un desfile militar.

En confesiones en video difundidas por el ministro, Rivas relató que personal diplomático estaría relacionado con sus frustrados planes de huir de Venezuela.

El hombre dijo haber recibido instrucciones para contactar con un funcionario de la embajada chilena, quien lo ayudaría a trasladarse a Colombia con la mediación de personal de las sedes diplomáticas de México y Colombia.

El gobierno de Chile tiene que explicar por qué un asesino, un terrorista, recibe la instrucción (…) de que se dirija a su embajada, expresó Rodríguez.

En esa sede diplomática está refugiado el parlamentario opositor Freddy Guevara, después de ser acusado de incitar a la violencia durante la protestas contra Maduro que provocaron unos 125 muertos en 2017.

Junto con Rivas fueron arrestados Ángela Expósito, de doble nacionalidad española-venezolana, señalada por esconderlo en su residencia, y el coronel en retiro Ramón Velasco.

Hasta el momento 28 personas están detenidas, precisó Rodríguez, quien pidió a Estados Unidos y Colombia aprobar la extradición de quienes el gobierno venezolano señala como autores intelectuales.

Entre ellos está el ex presidente del Parlamento Julio Borges, exiliado en Bogotá, quien califica el atentado de farsa.

Rodríguez, sin embargo, calificó de sandeces los cuestionamientos que se han hecho a la veracidad del fallido magnicidio.

Reiteró de igual manera acusaciones contra el ex presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien está detrás de lo sucedido, según Maduro.

El presidente de Colombia, Iván Duque, tiene que deslindarse de los hechos planificados en el gobierno de Juan Manuel Santos. ¿O no? ¿O está de acuerdo con el intento de asesinato?, preguntó.

Un funcionario de migración en Colombia, que el gobierno venezolano identifica como Mauricio Jiménez, es acusado de haber permitido el paso por la frontera de responsables del ataque para recibir entrenamiento en la localidad colombiana de Chinácota.

Colombia ha negado cualquier relación con los hechos, al igual que dirigentes opositores señalados en el caso y que aseguran que el suceso fue usado para reprimir a críticos del gobierno.

Por otro lado, la cancillería venezolana pidió este domingo a Colombia mayores esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico ante un aumento alarmante de cultivos ilícitos, en especial en la zona fronteriza común.

Venezuela apremia a las autoridades colombianas realizar esfuerzos sinceros y efectivos y asumir las responsabilidades internacionales por los daños que ha causado la industria del narcotráfico a países vecinos y al mundo, señaló la cancillería en un comunicado.

Al citar un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, la cancillería de Venezuela destacó que Colombia concentra 68.5 por ciento de los cultivos de coca en el mundo. Al cierre de 2017 Colombia contaba con 171 mil hectáreas de coca sembradas, 25 mil más respecto de la medición de 2016, subraya el comunicado.

Las tensiones diplomáticas entre Venezuela y Colombia han sido habituales desde la llegada al poder del fallecido ex presidente socialista Hugo Chávez (1999-2013), y se mantuvieron con Maduro, con constantes incidentes en la frontera de 2 mil 200 kilómetros.

Maduro incluso acusó al ex mandatario colombiano Juan Manuel Santos, quien en agosto estaba aún en el poder, de estar detrás del estallido de los drones.

Bogotá salió al paso de las acusaciones y en un comunicado expresó: En la coyuntura que vive Venezuela, la embajada de Colombia y los 15 consulados acreditados en el hermano país no tienen interés distinto al de trabajar coordinadamente por la asistencia y protección de nuestros connacionales, razón por la cual carecen de todo fundamento las afirmaciones del ministro Rodríguez.

A su vez, Chile citó al embajador venezolano este lunes en la cancillería y llamó al gobierno de Maduro a a retirar sus calumniosas insinuaciones contra nuestro país.

Información La Jornada.

Shortlink: