Una academia sueca otorga el Premio Nobel de Literatura a Jorge Luis Borges

borges

Buenos Aires. La Academia Sueca puede no haber entregado el premio Nobel de Literatura este año, pero un festival literario argentino sí lo hizo y eligió al escritor Jorge Luis Borges (1899-1986), considerado uno de los más destacados de la literatura del siglo XX.

El anuncio del premio póstumo al argentino, autor de El Aleph, tuvo lugar el miércoles por la noche en la apertura de la décima edición del Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires (FILBA), que este año también se realiza en Montevideo, Uruguay, y Santiago de Chile.

Tras el discurso de inauguración, que estuvo a cargo de la escritora francesa Catherine Millet, en el que abordó el feminismo y sus reivindicaciones, el actor argentino Esteban Feune de Colombi se presentó en el escenario vestido de mujer para imitar a la integrante de la Academia Sueca que entrega el premio, imitando los modos de la ceremonia de Estocolmo.

‘‘Los acontecimientos que son de público conocimiento han mostrado la crisis que embarga a la institución que históricamente se encarga de otorgar la premiación’’, dijo el actor vestido con un traje de falda celeste.

‘‘En función de ello y no pudiendo bajo ningún pretexto permitir que este año el premio sea declarado desierto (…), un Comité Internacional de Escritores asume la responsabilidad de entregar el Premio Nobel de Literatura 2018 a Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo’’, añadió Feune de Colombi.

Cristina Rivera Garza, integrante del comité

El comité estuvo formado por la propia Millet (Francia), Irvine Welsh (Escocia), Jorge Carrión (España), Teresa Cremisi (Egipto), Alberto Manguel (Argentina), Mathias Énard (Francia), J.P. Cuenca (Brasil), Fernanda Trías (Uruguay), Fernando Savater (España), Cristina Rivera Garza (México), Leo Felipe Campos (Venezuela) y Marta Sanz (España).

Luego del discurso, ante un colmado auditorio en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA), se exhibió en la pantalla un breve video con fragmentos editados de entrevistas a Borges que lo mostraban riéndose del hecho de que la Academia Sueca siempre lo nominaba pero nunca le daba el premio.

‘‘Es una antigua tradición escandinava: me nominan para el premio y se lo dan a otro. Ya todo eso es una especie de rito. Todos los años me proponen, todos los años me olvidan, eso da prueba de cierta simetría’’, bromeaba Borges. ‘‘Siempre recibiré el premio el año que viene’’, agregaba.

Tras el video, Feune de Colombi, a modo de portavoz y con tintes de ironía, leyó el discurso de anuncio del premio y puntualizó que ‘‘la literatura actual es inconcebible sin Jorge Luis Borges. Su obra no ha envejecido, pudo haber sido escrita esta mañana’’.

El performance culminó con un video de la imagen de la tumba de Borges en Ginebra, donde murió a los 86 años.

‘‘Siempre se dijo que el Premio Nobel tenía que ser para Borges en algún otro momento y nunca fue. Nos pareció que el gesto era entregárselo, aunque sea póstumo, aunque él se negara. Nos pareció que era el contexto ideal’’, dijo Esteban Feune de Colombi al término de su presentación.

Información La Jornada.

Shortlink: