UNAM suspende clases y organiza brigadas de rescate

UNAM informó que el centro de acopio se instaló a las 20 horas en el Estadio Olímpico, junto a las astas bandera. Foto: Cuartoscuro/archivo.

UNAM informó que el centro de acopio se instaló a las 20 horas en el Estadio Olímpico, junto a las astas bandera. Foto: Cuartoscuro/archivo.

Tras anunciar que las clases y todas las actividades en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) serían suspendidas desde ayer y hasta este miércoles, a fin de revisar las estructuras de las instalaciones, el rector Enrique Graue Wiechers anunció la reapertura del centro de acopio de víveres, además de convocar a la integración de brigadas estudiantiles y académicos para integrarse a las labores de rescate tras el sismo de este 19 de septiembre.

Informó que, de acuerdo a los reportes preliminares, en algunas instalaciones universitarias se reportaron “daños leves”, pero que a fin de garantizar la seguridad e integridad de la comunidad de la UNAM, todas las actividades serían suspendidas para realizar una evaluación más a fondo de la estructura de los planteles y edificios.

Citó que el próximo miércoles podrían regresar a clases y reanudar las actividades en los lugares que lo permitan las condiciones.

En un mensaje dado en las instalaciones del Servicio Sismológico Nacional (SSN) de la UNAM, al sumarse a la conferencia donde se dio información del sismo de este martes, el rector Graue precisó que en estas brigadas se integrarán, entre otros especialistas, con ingenieros y arquitectos que tendrán como tarea revisar el estado de diversos edificios ubicados en los lugares más afectados.

Ya por la noche, la UNAM informó que el centro de acopio se instaló a las 20 horas en el Estadio Olímpico, junto a las astas bandera.

Hay que recordar que tras el sismo del pasado 7 de septiembre, las autoridades y comunidad de la UNAM, junto con decenas de voluntarios, instalaron dicho centro, para la ayuda a los damnificados de Oaxaca y Chiapas, principalmente, y en tan sólo seis días se recibieron 180 toneladas que ya fueron enviadas.

Fuente: La Jornada.

Shortlink: