Universidades de 11 estados reclaman apoyo financiero

Profesores y personal administrativo de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos se unieron al paro nacional al que convocó la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios para exigir al presidente Enrique Peña Nieto recursos extraordinarios a fin de garantizar sus salarios y prestaciones de este año.

Profesores y personal administrativo de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos se unieron al paro nacional al que convocó la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios para exigir al presidente Enrique Peña Nieto recursos extraordinarios a fin de garantizar sus salarios y prestaciones de este año.

Catedráticos y personal administrativo de las universidades públicas de Nayarit, Morelos, Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Tabasco, Sinaloa, Zacatecas, Querétaro y Chihuahua se unieron al paro convocado ayer por la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu) para exigir a la Federación más recursos a fin de pagar salarios y prestaciones.

A las siete de la mañana, empleados de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) cerraron los accesos a la institución y colocaron mantas con la leyenda: ‘‘En defensa de la universidad pública y los derechos de los trabajadores. Ni un paso atrás’’.

Luis Manuel Hernández Escobedo, dirigente del Sindicato de Empleados y Trabajadores de la UAN, expuso que sólo tienen seguro el pago de esta quincena, y si no reciben la del 15 de noviembre estallarán la huelga. La universidad tiene 5 mil 500 trabajadores, entre catedráticos y personal administrativo.

A su vez, los mil 550 integrantes del Sindicato de Trabajadores Administrativos de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) pararon labores para instar a las secretarías de Educación Pública y de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entregar los recursos extraordinarios que les han venido prometiendo para el rescate financiero de la casa de estudios.

Los académicos apoyaron el paro nacional de manera simbólica, pues dieron clases a los 43 mil alumnos de la UAEM, quienes ayer regresaron de la huelga que empezaron el pasado 19 de septiembre, precisamente por falta de pago de sus salarios.

Asimismo, más de 3 mil 200 profesores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo se presentaron a sus lugares de trabajo, pero no laboraron. En los 10 años recientes la Nicolaíta ha tenido graves problemas financieros por insuficiencia presupuestal.

Los más de 3 mil integrantes del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo no se manifestaron, pero tienen emplazada a huelga a esa casa de estudios para el 6 de noviembre por incumplimiento del contrato colectivo de trabajo.

En Oaxaca, trabajadores del Sindicato Universitario de Maestros adheridos a la Contu ocuparon temprano las instalaciones de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (Uabjo).

Reynel Vásquez Zárate, secretario general del gremio, explicó que la Uabjo tiene un déficit de aproximadamente 135 millones de pesos, lo que ha generado retrasos en el pago de nómina.

Mientras, 5 mil maestros y trabajadores de la Universidad Autónoma de Zacatecas colocaron banderas rojinegras en los accesos a los diferentes campus.

Personal académico y administrativo de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) se sumó al paro con trabajo bajo protesta. El rector, Juan Eulogio Guerra Liera, informó que entre ayer y el miércoles se reunirán con funcionarios de la SHCP para demostrar que la institución requiere 600 millones de pesos para cubrir sueldos, prestaciones y aguinaldos.

En ese tenor, académicos y administrativos de más de 110 escuelas de la Universidad Autónoma de Guerrero pararon labores de las 7 a las 19 horas.

En Veracruz, trabajadores de la Federación Estatal de Sindicatos y Asociaciones del Personal Académico de la Universidad Veracruzana colocaron mantas para exigir pago de salarios a empleados de las universidades públicas.

En Tabasco, más de 2 mil profesores e investigadores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco se declararon en paro de brazos caídos para exigir que se les garanticen los pagos de fin de año.

En tanto, la rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Teresa García Gasca, explicó que estudios actuariales indican que si esa institución no obtiene recursos justos en forma oportuna, entrará en quiebra técnica en 2021. Hace dos años, explicó, cuatro universidades del país estaban en esa situación y actualmente son 10. La UAQ también se unió al paro.

En Chihuahua, maestros de la Universidad Autónoma del estado (Uach) trabajaron bajo protesta en solidaridad con la demanda de que se resuelva la crisis financiera del sector. La Uach está en riesgo de no poder ampliar su cobertura, manifestó su rector, Luis Fierro Ramírez.

Información La Jornada.

Shortlink: