Versión moderna de Blancanieves con 29 bailarines en el Cenart

Ensayo de Blancanieves con bailarines de la Compañía Nacional de Danza.

Ensayo de Blancanieves con bailarines de la Compañía Nacional de Danza.

Con 29 bailarines en escena, regresa al Teatro de las Artes, del Centro Nacional de las Artes (Cenart), la Compañía Nacional de Danza, con la coreografía Blancanieves.

Las funciones comenzaron el sabádo pasado y sólo son ocho.

Inspirada en el clásico cuento de hadas infantil y con una coreografía creada y dirigida por la bailarina y coreógrafa venezolana Irina Marcano, la puesta en escena se distingue por conjugar un colorido vestuario, una brillante y abstracta escenografía que evoca la atmósfera de un bosque, música clásica de varios compositores y la amalgama de las danzas clásica y contemporánea.

Esta ocasión Blancanieves es interpretada por las bailarinas Michele Cutri e Isabel García, el príncipe Azul es personificado por los solistas Alejandro Mendoza, Yubal Morales y Moisés Carrada, y la bella y malvada bruja por las solistas Mónica Barragán, Bárbara Treviño y Sonia Jiménez, quienes alternan funciones.

Estrenada en 2016, en el mismo Teatro de las Artes y luego de presentarse en otros foros, en Blancanieves convergen los lenguajes de las danzas clásica y contemporánea, para dar cierta modernidad a la coreografía, explicó Irina Marcano.

La escenografía de Jorge Ballina es una representación abstracta de un bosque, de las ramas de los árboles con líneas curvas; también ofrece una contemporaneidad al montaje.

El vestuario, lo mismo, añadió Marcano, sobre todo en los personajes de los alebrijes que se incluyen en la historia.

La trama de la coreografía retoma el romance de los reyes, padres de Blancanieves, el nacimiento de la pequeña princesa y la muerte de su madre al nacer, así como el encuentro con quien será la nueva reina y esposa del rey, que se convertirá en la malvada madrastra, quien envidia la belleza de la joven princesa y hará lo posible por deshacerse de ella, por lo cual encomienda a un cazador llevarla al bosque y asesinarla, pero aquél desiste de consumar el crimen.

Al saber de la noticia de que Blancanieves sigue con vida, la madrastra enfurece cual maléfica serpiente, para luego transformarse en una anciana que ofrecerá una manzana envenenada que hará caer en un profundo sueño a la princesa. Hasta el momento en que llegue el príncipe, quien la despertará del terrible encanto con un beso.

Blancanieves, coreografía para todo público, tendrá funciones el sábado 23 y domingo y 24 (dos cada día) a las 12 y 14 horas en el Teatro de las Artes del Cenart (Río Churubusco 79, colonia Country Club, estación General Anaya del Metro. Estacionamiento gratuito).

Información La Jornada.

Shortlink: